Gracias a todos.

Buenos días.

Ayer hacía una semana que logramos en las urnas unos resultados extraordinarios. Logramos derribar el muro de silencio levantado por los grandes partidos y por los medios de comunicación. Hemos entrado en la Asamblea de Madrid, con 190.000 votos, sin que una sola encuesta se aproximara lo más mínimo al resultado que obtuvimos.

En esta próxima legislatura habrá ocho diputados de UPyD en el Parlamento autonómico. Lo hemos conseguido entre todos porque creemos en este proyecto, porque no estamos aquí para “sacar tajada”, sino para mejorar la vida de los ciudadanos de Madrid, de todos ellos sin exclusiones.

Desde ahora la Asamblea de Madrid contará con un grupo que defenderá los valores que nos unen: la libertad, la justicia, la igualdad. Será un grupo que no representará los intereses de los madrileños frente a los de otros españoles, sino que actuará desde el convencimiento de que lo que es bueno para España lo es para los madrileños, como lo es para los valencianos, andaluces o vascos.

El próximo día 7 de junio empezamos a trabajar en esta nueva etapa y este blog se transforma entonces en la bitácora detallada de ese importante trabajo que vamos a desarrollar.

Muchas gracias a todos de todo corazón,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asamblea, Comunidad de Madrid, resultados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Gracias a todos.

  1. Dionisio dijo:

    Gracias a usted y a todo el partido, afiliados, simpatizantes y colaboradores por no rendirse y seguir ahí. A partir de ahora seguiremos su trabajo en las instituciones en las que entraron y, si las expectativas puestas en ustedes se confirman -tal y como espero que ocurra- contarán con mi voto en las generales del año que viene.
    Enhorabuena por el resultado y suerte en su futura labor 🙂

    • Luis dijo:

      A todos, en efecto, ha sido trabajo en equipo. Ahora debemos trabajar con mayor fuerza si cabe.
      Un saludo y gracias por su mensaje,
      Luis.

  2. Juande González Moyano dijo:

    Enhorabuena y gracias a ti Luis. Es imprescindible elevar la altura de la política en España. Si lo conseguimos habremos hecho un gran servicio a la sociedad, al margen de los resultados políticos que se alcancen. Yo confío en tu liderazgo y en el trabajo de todo el fantástico grupo de gente que he conocido en UPyD.
    Un abrazo,
    Juande

  3. iñigo dijo:

    Muchas felicidades por el resultado, que es ante todo fruto del esfuerzo. Soy vizcaíno y comprendo que la Ley electoral no beneficia a UPyD, especialmente en el país vasco, pero cada día estoy un poco más convencido de dar mi voto al partido, aunque sea difícil que obtenga diputado por Vizcaya.

    Un saludo y aurrera.

  4. alc dijo:

    En política los pactos, son aceptables y necesarios. Siempre y cuando se hagan con integridad y sentido.

    Lo que no es aceptable de ningún modo es votar en un sitio en función de lo que se obtiene a cambio en otro sitio, sin importar el contenido de lo que se vota. Es un hecho cotidiano que PP y PSOE recurran sistemáticamente a los pactos de zoco con los partidos nacionalistas en el congreso de los diputados. Aceptemos que desgraciadamente eso es algo normal en la política española. Pero esta normalidad, o más bien cotidaniedad, en modo alguno significa que eso sea aceptable.

    En este mismo sentido, no me parece adecuada la idea que planteó UPyD en la campaña electoral de apoyar en la Asamblea de Madrid para la elección del gobierno de la Comunidad (en el supuesto que ni PP ni PSOE ni ningún otro partido hubiera sacado mayoría absoluta y UPyD fuera determinante) al partido en función de cosas que no tienen absolutamente nada que ver con el ámbito de decisión del parlamento autonómico. Como son la reforma de la ley electoral nacional y la devolución de las competencias educativas de todas las comunidades autónomas (y no sólo en Madrid) al gobierno central.

    Es cierto que PP, PSOE (y en cierto modo incluso IU) forman parte de un sistema político cerrado y excluyente, y que están de acuerdo en muchas cosas. Pero es falso que sean exactamente lo mismo. Y aunque lo fueran, el parlamento y el gobierno de la Comunidad de Madrid son competentes sobre innumerables cuestiones de gran repercusión sobre el funcionamiento de las instituciones y la vida de los ciudadanos (y no me refiero sólo a la educación ni la sanidad), sobre las que UPyD bien podría poner condiciones para pactar que sí tuvieran que ver con estas cuestiones.

    Al pretender condicionar su apoyo para la formación del gobierno regional únicamente en función de estas dos cuestiones que nada tienen que ver con el ámbito de decisión del parlamanto y el gobierno, UPyD está despreciando todas cuestiones que sí son competencia de ambas instituciones. Y sobre todo, está ninguneando las grandes repercusiones que las políticas autonómicas tienen para los madrileños, e incluso para el conjunto de los españoles.

    Pero plantear estas mismas exigencias de política nacional o estatal (reforma de la ley electoral nacional y la devolución al Estado de las competencias educativas de todas las comunidades autónomas) para la elección de los alcaldes de los ayuntamientos me parece ya una exageración, una excentricidad y una aberración totalmente fuera de lugar.

    Los votantes de UPyD también tenemos derecho a que nuestro voto y nuestros representantes influyan en la elección de nuestro alcalde conforme a criterios lógicos y cuestiones aplicables a la realidad de nuestros municipios.

    Si al final como es de esperar, ante la imposibilidad de que ninguno de ambos partidos acepte semejantes cuestiones UPyD opta por dejar que gobierne la lista más votada; entonces, para que nuestro voto también valga tendremos que volver a votar a PP o PSOE eligiendo el mal menor y tapándonos la nariz. Habremos vuelto a caer en la trampa del voto útil.

    Lo que está haciendo UPyD en los ayuntamientos, al dejar que triunfe la lista más votada, independientemente de cualquier condición relacionada con la política o el ámbito municipal es hacer dejación de su obligación elemental de representar a sus electores.

    Pero incluso, si alguno de los dos grandes partidos cediera a las pretensiones de UPyD (incluyendo la de excluir a candidatos imputados). ¿Sería adecuado apoyar en tal caso a un candidato local o regional solo por eso independientemente de que sus políticas y sus acciones fueran buenas o malas?.

    UPyD es un partido regeneracionista y reformista, tanto de las instituciones como de la democracia. Y en los ayuntamientos también existen numerosas posibles reformas que hacer en este sentido.

    Es un secreto a voces que los procesos de participación ciudadana (generalmente implantados en nuestro país a requerimiento de la UE mediante transposición de directivas) terminan convirtiéndose en la práctica totalidiad de las ocasiones en paripés ficiticios para justificar y dar apariencia de consenso social a decisiones, políticas, planes y proyectos previamente decididos y definidos.

    Si existe un ámbito de la administración donde es posible implantar procedimientos reales de participación ciudadana ese el ámbito local. En cualquier ayuntamiento existen infinidad de cuestiones que se pueden abordar desde esa perspectiva. De este modo, los ayuntamientos dejarían de ser la cuna del caciquismo y la imposición, y se convertirían en la auténtica cuna de la democracia.

    Resulta exasperante, frustrante y decepcionante que UPyD no tenga nada que proponer como condición al resto de los partidos en este sentido para la elección de los alcaldes.

    Si las ideas de política municipal de UPyD se reducen a exigir cambiar cosas en el Congreso de los Diputados, sinceramente no entiendo para qué se ha presentado UPyD a las elecciones municipales.

    • Luis dijo:

      Estimado amigo, decirle que la respuesta a la primera pregunta es clara porque la pregunta es, permitame, capciosa: no.
      Respecto de la segunda , se le exigiria aquellas condiciones que se estimasen adecuadas a nuestro programa y a los intereses de los vecinos del municipio, sea el partido que sea.

      • alc dijo:

        Estimado Luis

        Lo primero de todo, mi más sincera y afectuosa felicitación. Creo que lo que UPyD en general, y usted personalmente en particular, ha conseguido tiene muchísimo mérito y merece el mayor de los reconocimientos.

        Lo segundo, muchas gracias por su contestación, que valoro muy especialmente ya que supongo estará usted muy ocupado y solicitado, especialmente estos días.

        Sin embargo, aprecio que las exigencias o condiciones para pactar en los ayuntamientos que usted me detalla no son las que había oído y leído hasta ahora en las declaraciones de los dirigentes de su partido ni las informaciones periodísticas.

        Estas condiciones eran votar al candidato a alcalde cuyo partido propusiera o apoyara en el congreso de los diputados la reforma de la ley electoral y la devolución al Estado de las competencias de educación y que no tuviera imputados en sus listas. O bien si ningún candidato satisface estas condiciones, favorecer que gobierne la lista más votada.

        Como le comentaba anteriormente, echaba muy en falta condiciones relativas al programa electoral, las ideas y las formas de actuar relacionadas con la política municipal.

        En este sentido, me reconforta bastante su postura.

        Sin embargo, quiero incidir en que aprecio que esas nuevas condiciones (“aquellas condiciones que se estimasen adecuadas a nuestro programa y a los intereses de los vecinos del municipio, sea el partido que sea“) no son coincidentes ni concordantes con la postura mantenida hasta ahora públicamente por UPyD.

        En ese sentido, mi pregunta no era capciosa en el sentido de malintencionada o manipuladora. Sino que trataba de poner de manifiesto esta aparente incongruencia.

        Por último, espero y deseo que aclaren y den a conocer estas nuevas condiciones públicamente.

        Muchas gracias. Un cordial saludo. Y mucha suerte.

  5. alc dijo:

    Pensemos en todos aquellos municipios en los cuales el partido más votado y/o con más concejales es un partido de ámbito local. Un partido sin ningún diputado provincial, autonómico, nacional ni senador. Un partido de esos sin concejales en ningún otro municipio, y que ni siquiera concurre a las elecciones fuera de su municipio. Existen numerosos municipios en España en los que partidos así obtienen numerosos concejales, consiguen la mayoría e incluso gobiernan la alcaldía.

    Pongamos un supuesto teórico que no ha sucedido, pero que podría haber pasado perfectamente. Y que sobre todo puede pasar en el futuro. Imaginemos que UPyD fuera determinante en uno de estos municipios.

    ¿Qué exigiría UPyD a este partido local para darle la alcaldía?. ¿La reforma de la ley electoral nacional y la devolución de unas competencias de educación que ellos ni tienen ni depende de ellos?.

    ¿Apoyaríais de forma ciega y acrítica a este partido independientemente de sus ideas? ¿o les exigiríais más condiciones que a otros partidos como PP o PSOE para apoyarles?.

  6. Iñigo dijo:

    Las reflexiones de Alc me parecen interesantes y a tener en cuenta, pero pienso que la virtud de UPyD entre sus votantes es precisamente lo que critica: que tenga un dicurso homogéneo y, por ello, novedoso. Pienso que, paradójicamente, este discurso nacional puede ser su mayor rémora, porque el sistema en que vivimos hace que el éxito de los partidos, desde el PP hasta IU, sea tener un discurso cambiante en cada comunidad. Bien lo sabe el PSOE, que tiene que hacer equilibrios para hacer política en Euskadi. Los partidos nacionalistas, obviamente, no tienen este problema, pero incluso el PNV defiende posturas más o menos radicales en función de su entorno. No es lo mismo el PNV de Navarra que el de Guipúzcoa, por ejemplo.

    Posiblemente, si UPyD llega algún día a ser un gran partido como el PP o el PSOE, caiga en esto mismo. Pero su novedad radica en que hoy defiende absolutamente lo mismo en Tolosa que en Lanzarote, y eso le da un valor democrático enorme, al no existir nada parecido. Yo defiendo lo que UPyD está haciendo tras las elecciones, y les animo a continuar por esa senda, porque podrá tener una voz determinante de esta manera para eliminar la hipoteca del nacionalismo en el Congreso y el Senado.

    • alc dijo:

      Lo que planteo no está reñido en modo alguno ni tiene que ver con que UPyD defienda lo mismo, o cosas compatibles y consecuentes en toda España. Sino que me refiero a que la actividad de UPyD en cada institución se debería centrar, o al menos tener en cuenta, cosas que tengan que ver con esa institución (su funcionamiento y sus competencias). Y no hacer pactos de zoco, votando en cada lugar en función de lo que se ha conseguido a cambio en otro sitio distinto sin importar lo que se vota. Es decir, cambiar votos por territorios que es a lo que nos tienen acostumbrados PP, PSOE, IU y los nacionalistas.

      Lo que planteo es que me parece un error tremendo limitarse a exigir en los ayuntamientos para la elección del alcalde cosas que conciernen únicamente a las instituciones nacionales (Congreso de los Diputados, Senado… y en su caso Gobierno de España, Consejo de Estado, etc.) como son la reforma de la ley electoral y le devolución al Estado de las competencias educativas.

      No me parece mal que UPyD ponga esas condiciones. Pero sí me parece una irresponsabilidad que ponga sólo esas condiciones. Y que esté dispuesta a dar los gobiernos municipales a cualquier personaje (que todavía no haya sido impitado, como si ello fuese condición suficiente para ser un buen alcalde) de cualquier partido que le ofrezca reformar la ley electoral y las comptencias educativas en el Parlamento; sin importar qué ideas, qué programa ni qué comportamientos avalan a dicho personaje.

      La verdad es que, con todos los respetos, la respuesta de Luis de Velasco (que para que UPyD vote al candidato a alcalde “se le exigiria aquellas condiciones que se estimasen adecuadas a nuestro programa y a los intereses de los vecinos del municipio, sea el partido que sea“) me parece sinceramente que entra en clara contradicción con lo que afirma Rosa Díez en este vídeo.

      Y por otra parte, su afirmación de que mi pregunta era capciosa (espero que en el sentido de que se hace para arrancar al contrincante o interlocutor una respuesta que pueda comprometerlo, o que favorezca propósitos de quien las formula me parece gratuita y no en el de falaz) me suena más bien a una disculpa para no entrar a aclarar la cuestión.

  7. iñigo dijo:

    Yo, sinceramente, no veo nada raro en esa estrategia, teniendo en cuenta además que como muy tarde habrá elecciones generales en nueve meses. Además, aunque soy vasco y aquí no ha habido elecciones autonómicas (aunque sí he seguido las propuestas del partido para las Juntas Generales vascas), imagino que UPyD habrá presentado programas para cada ayuntamiento y comunidad. Seguro que el candidato de Getafe tiene una idea clara de lo que debe ser la ciudad, pero eso no quiere decir que entre en negociaciones si con eso se pervierte la idea general de lo que el partido quiere para el conjunto del Estado. Ya sabemos que en Madrid no hay partidos nacionalistas, pero por esa regla de tres, ¿no podría UPyD negociar un ayuntamiento con un partido nacionalista en Galicia, por poner una comunidad con partidos nacionalistas? ¿O con la ultraderecha que se ha afianzado en Cataluña? Creo que en España hay un concepto de la política que no se da en otros países del entorno europeo…

    ¡Ya pueden los políticos descansar este verano, porque el año entrante será de traca!

  8. alc dijo:

    Afortunadamente, el error que yo creo que ha cometido UPyD realmente es más formal que práctico. Ya que era de esperar (como así ha sido), que ni PP ni PSOE aceptaran reformar la ley electoral y las competencias electorales a cambio de unos ayuntamientos, por muy grandes e importantes que fueran. Pero ¿y si hubieran aceptado?. Por otra parte, la propuesta de UPyD ha sido la que ha sido y ha quedado ahí para que la supiera todo el mundo.

    Es posible verlo también como un error de comunicación. Lo que ha hecho UPyD ha sido ofrecer un pacto global en todos los ayuntamientos a PP y PSOE para votar a todos sus candidatos municipales que no estén imputados (a todos sin excepción) independientemente de sus ideas, su trayectoria y sobre todo su programa. Creo que, en todo caso, lo que podría y/o debería de haber hecho UPyD es poner condiciones previas (reforma de la ley electoral y devolución al Estado de las competencias de educación) a PP y PSOE para iniciar negociaciones ayuntamiento por ayuntamiento en base al programa y la trayectoria de cada candidato.

    Parece lo mismo, y el resultado ha sido el mismo porque la otra parte no ha aceptado la propuesta. Pero no es lo mismo.

    Por otra parte, en el caso de Getafe, si son ciertas las informaciones que se han publicado, en mi opinión el error de comunicación ha sido aún mayor. No se puede garantizar ni a PP ni a PSOE el apoyo antes de iniciar las negociaciones o de que el partido definiera sus condiciones, como parece que hizo allí el candidato de UPyD:

    El candidato del partido de Rosa Díez en el municipio, José Luis Morato, le ha transmitido en varias ocasiones que no van a poner obstáculos a su triunfo final. «No vas a dejar de ser alcalde por mi culpa», le ha llegado a comentar.

    Definamos dos situaciones hipotéticas. Situación 1: UPyD no logra pactar con nadie, por tanto sus concejales se votan a sí mismos o se abstienen y como consecuencia sale elegido el alcalde la lista más votada. Situación 2: Los concejales de UPyD votan a favor del candidato de la lista más votada independientemente de su programa.

    En términos exclusivamente de la elección del alcalde, el resultado de la Situación 1 y la Situación 2 es exáctamente el mismo. Pero conceptualmente la actuación de UPyD no tiene nada que ver en uno y otro caso. Porque el significado del voto de sus concejales no significa lo mismo aunque sus consecuencias sean las mismas.

  9. iñigo dijo:

    Mmmmm. Pero eso no implica que UPyD tenga que votar a todos los alcaldes de un partido determinado, si obtuviera ese objetivo de cambiar la Ley Electoral, ¿no? Quiero decir, si el candidato ganador de un pueblo es nefasto para el pensamiento local de UPyD, más allá de la corrupción, ¿no puede UPyD negarse a votar a ese candidato, a pesar de haber obtenido el cambio de la Ley?

    No sé, es complicado. Se verá, pero creo que el partido está para quedarse.

  10. alc dijo:

    Si tienes dudas mira este vídeo

  11. iñigo dijo:

    Muchas gracias por el vídeo. Muy interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s